Desde que somos pequeños nos han inculcado que consumir vegetales verdes es importante para nuestra salud, ya que además de entregarnos nutrientes indispensables, podemos disfrutar de distintas variedades de texturas y sabores.

Los vegetales verdes tienen ese color debido a la clorofila, pigmento fotorreceptor responsable de la primera etapa en la transformación de la energía de la luz solar en energía química. El pigmento verde se asocia a todo tipo de plantas y está encargada de realizar la fotosíntesis.

Este tipo de vegetales aportan muy pocas calorías y contienen una enorme cantidad de minerales y vitaminas A, C, B, E y K.

El consumo de frutas y verduras verdes es tan importante para la salud, que los nutriólogos y nutricionistas recomiendan consumir al menos una taza al día. Esto, debido a que los vegetales verdes contienen muy pocas calorías, lo que ayuda a mantener un peso saludable. Como contienen ácido fólico, son muy recomendables para lactantes, niños en etapa de crecimiento y mujeres embarazadas.

También, el consumo de clorofila ayuda y previene enfermedades como anemia, depresión y problemas cardiovascular, cáncer, alta presión y osteoporosis (contiene calcio, el cual es esencial para fortalecer a los huesos), entre otros.

En el caso de los vegetales existen diferentes beneficios en función de su procedencia, por lo que es importante conocerlos para determinar cuáles debemos consumir en mayor o menos medida.

En Camponectado aconsejamos incluir estos vegetales verdes como parte fundamental de nuestra dieta alimenticia:

Acelga: Ayudan a disminuir el peso y contiene hierro, por lo que se aconseja en personas con anemia. Contiene un alto porcentaje en vitaminas A y C.

Rúcula: Tiene vitaminas A y C, además de calcio.

Lechuga rizada: Contiene ácido fólico por lo que es ideal para embarazadas.

Brócoli: Es un gran antioxidante y ayuda a prevenir úlceras y varios tipos de cáncer. También reduce el riesgo de padecer infecciones respiratorias y estomacales.

Apio: Es un gran diurético debido a que contiene un aceite esencial, el cual ejerce un efecto dilatador sobre los vasos renales, favoreciendo a la disminución de agua y de sustancias tóxicas a través de la orina.

Espinaca: Previene enfermedades oculares y ofrece el porcentaje necesario de fibra para mantener al organismo saludable. También ayuda a mantener los niveles de azúcar adecuado en la sangre.

Coles de Bruselas: Es un gran antinflamatorio, desintoxicante y antioxidante. También reduce el riesgo de padecer cáncer.

Para alcanzar estos altos estándares nutricionales, es fundamental monitorear el proceso de crecimiento de las plantas, ya que de esa manera propiciaremos la existencia de vitaminas en los alimentos.

El adecuado control del crecimiento de las plantaciones, ayuda además a optimizar el trabajo y ahorrar recursos, pues al monitorizar los cultivos es posible controlar todo el proceso de desarrollo en tiempo real.

Pero, ¿esto es posible realmente?

Hace un par de años esto seguramente era imposible, sin embargo, gracias a los avances tecnológicos en materia agrícola, existen diferentes mecanismos de control centrados en monitorizar a las plantaciones durante todo el día gracias a la creación de estaciones con sensores capaces de percibir todo el proceso del crecimiento de la planta, el estado de la tierra en la cual fue plantada y el entorno (clima).

Camponectado es líder en esta materia, y ofrece estaciones de monitoreo sumamente precisas y dirigidas a un público exigente.

Rodrigo Berrocal, Socio de Camponectado, comenta que la generación de cultivos verdes siempre ha sido muy demandada debido al alto nivel nutricional en el consumo humano, lo que se traduce en una alta demanda.

“Muchos de nuestros clientes producen grandes cantidades de verduras verdes, como lechugas, espinacas, acelgas, entre otros. Para ellos es fundamental poder controlar su crecimiento, ya que por la alta demanda de sus cultivos, no pueden permitirse perder la producción”.

El competitivo mercado hace que la demanda sea más exigente y por consiguiente, el valor de la producción dependerá de la calidad del producto.

“A través de nuestras estaciones de monitoreo, ayudamos concretamente a los agricultores, monitoreando el estado de sus cultivos durante las 24 horas del día, lo que permite tomar acciones y evitar pérdidas económicas. Otro punto importante, es que nuestros clientes a través de internet, podrán estar informados desde cualquier parte del mundo”.

Quienes deseen conocer más sobre las estaciones de monitoreo de Camponectado, pueden comunicarse al correo contacto@camponectado.com.