Para nadie es novedad que consumir frutas y verduras es beneficioso para la salud, sin embargo, poco se sabe sobre sus diferencias o similitudes. Es por ello que en Camponectado, presentamos este interesante artículo que sin duda te será de mucha utilidad.

Hablar de frutas y verduras es común desde el punto de vista nutricional, sobre todo por la gran cantidad de beneficios y nutrientes que tienen en la salud de las personas. Consumirlas diariamente incluyéndolas en nuestra dieta, es de gran importancia si queremos mantenernos sanos y vitales.

Botánicamente hablando, las frutas y verduras se clasifican en función de la parte de la planta de la que provienen. De este modo, las frutas se desarrollan a partir de la flor de una planta y contienen semillas, mientras que las verduras, crecen desde otras partes de ella y pueden tener tallos, raíces y hojas.

Debido a su alto nivel nutritivo son muy demandadas y las plantaciones alrededor del mundo han ido aumentando conforme crece la población. El cultivo de los diferentes tipos de frutas y verduras dependerá del lugar geográfico, pues algunas especies requieren una mayor concentración de sol y humedad (climas tropicales), mientras que otras, se desarrollan mejor en lugares más fríos.

Muchas personas las confunden y/o diferencian de acuerdo con su sabor, pensando erróneamente que si es dulce es una fruta, mientras que si tiene un sabor salado o neutral es una verdura.  Si bien, en la mayoría de los casos esto ocurre, siempre hay excepciones a la regla.

Un ejemplo de ello radica en aquellas frutas que históricamente han sido confundidas por vegetales debido a su sabor y/o textura. Hablamos de las paltas, tomates, calabacines, aceitunas, pimentones, berenjenas, etc.

En el caso de las verduras, aunque en menor medida hay variedades de especies dulces que son muy utilizadas en repostería, tales como el ruibarbo, zanahorias, papas dulces, entre otras especies.

Entre sus principales variedades (considerando que pueden provenir de cualquier parte de la planta), encontramos:

  • Tubérculos: Papa, camote, etc.
  • Raíces: Rábano, zanahoria, etc.
  • Tallos: Espárrago, puerro, etc.
  • Semillas: Poroto, lenteja, soya, etc.
  • Bulbos: Ajo, cebollín, etc.
  • Flores: Alcachofa, brócoli, etc.
  • Hojas: Lechuga, espinaca, etc.

Desde el punto de vista nutritivo, no existen muchas diferencias entre frutas y verduras, si las comparamos con alimentación de origen animal, ya que contienen bajos porcentajes de grasas y calorías, además de presentar altas concentraciones de minerales, vitaminas, fibras y antioxidantes.

Desde el punto de vista de las plantaciones agrícolas, los cuidados en el cultivo de ambas especies son similares, y variarán dependiendo del clima, tipo de tierra, lugar geográfico, entre otros factores.

Sin embargo, independientemente de la especie es importante monitorizar su crecimiento y desarrollo, pues de ello dependerá el resultado final de la cosecha. Lo positivo, es que gracias a los avances tecnológicos es posible lograr excelentes resultados, evitando perder recursos y tiempo.

Camponectado es una empresa dedicada exclusivamente a potenciar a sus clientes en la producción de cultivos agrícolas gracias a la tecnología implementada en sus estaciones de monitoreo, las cuales fueron creadas por profesionales expertos en las áreas agrícolas y tecnológicas, dando como resultado final, sensores de medición sumamente precisos sobre el estado de los cultivos.

Hugo Riveros, socio de Camponectado, frente a este tema enfatiza en la importancia que tienen las estaciones de monitoreo en los cultivos de frutas y verduras.

“Camponectado es una empresa que nació debido a la necesidad de muchos agricultores que perdían sus cultivos por no contar con el conocimiento adecuado sobre el estado de su producción. Muchas veces el nivel del frío, radiación UV u otros factores no permitían que las cosechas llegaran a buen término, generando pérdidas millonarias.

Este hecho motivó que creáramos estaciones de medición que resolvieran los problemas reales de las personas. Esto sin duda, fue un proceso largo ya que estudiamos las necesidades de los agricultores con el objetivo de determinar el origen y por supuesto, la solución”, explicó el experto.

Quienes instalen nuestras estaciones de monitoreo en sus cultivos a cielo abierto o cerrado, podrán tener la tranquilidad de contar con información certera sobre el estado y desarrollo de sus plantaciones. Además, obtendrán la información actualizada durante las 24 horas del día y desde cualquier parte del mundo con acceso a internet”.

Si desea conocer u obtener más información, puede escribirnos a contacto@camponectado.com.