Antes de sembrar es indispensable conocer el tipo de suelo en el que deseamos generar nuestros productos agrícolas.

Cada cultivo tiene características especiales y por tanto, un tipo de suelo idóneo para plantar, el cual variará de acuerdo al clima y a la zona geográfica en que se encuentre.

Para conocer mejor las características de cada uno de ellos, en Camponectado te presentamos los principales tipos de suelo con los que eventualmente un agricultor deberá trabajar para generar plantaciones.

Suelos Limosos

Es suave al tacto ya que presenta partículas muy pequeñas. Es un tipo de suelo que deja gran suciedad en las manos, es húmedo y jabonoso.

Su color es marrón oscuro y se caracteriza por retener agua y nutrientes por más tiempo. Los limos se componen de una mezcla de arena fina y arcilla y suele darse en el lecho de los ríos. Como concentran una gran cantidad de nutrientes, son muy fértiles a la hora de cultivar.

Una de las razones del por qué es tan nutritivo, es que la materia orgánica presente en este tipo de suelo se descompone con rapidez, permitiendo que los cultivos puedan absorber gran parte de los nutrientes.

Suelos Arcillosos

Como tienen partículas más pequeñas es muy poco el aire capas de ingresar en su interior, por lo que tiene una retención muy efectiva de nutrientes. Posee gran capacidad de almacenar agua y, por lo tanto, es muy lento de drenar. Además, es frío y pegajoso al tacto cuando está mojado pero liso cuando está seco.

No se recomienda utilizarlo para plantaciones agrícolas, sobre todo porque es muy pesado y con el calor de la primavera o verano se endurece, lo que provoca que las raíces se pudran.

Una manera de conocer si el suelo es arcilloso radica en tomar una porción con la mano y apretarla. Si el resultado es una bola moldeable, lo más probable es que lo sea.

Suelos Arenosos

A diferencia del anterior, este tipo de suelo presenta partículas mucho más grandes, generando un mayor espacio entre ellas. Esto no permitirá que el agua que ingrese en su interior se mantenga ya que se drenará rápidamente.

No se recomienda utilizarlo para plantar, pues si bien es ligero y rápido para trabajar, no tiene los nutrientes necesarios para generar plantaciones.

Una manera de reconocerlo es tomar una porción con la mano y apretarlo para generar una bola, si la tierra no se amolda y se cae, es porque el suelo es arenoso.

Suelos Salinos

Como tiene grandes concentraciones de sal, este tipo de suelo presenta poco crecimiento de plantas, por lo que no se recomienda utilizarlo para sembrar, ya que las plantaciones que logran crecer son débiles y poco saludables.

Suelos de Turba

Es el más nutritivo de los suelos, incluso se utiliza como sustrato para algunos cultivos. Su color es café oscuro o negro, con una textura suave y blanda.

Tiene una gran capacidad de retener la temperatura, agua y nutrientes necesarios para producir cultivos grandes, fuertes y saludables.

Este tipo de suelo presenta un pH ácido con valores entre 3,5 y 4 y los agricultores lo utilizan para regular la química del suelo y como un agente de control de plagas.

No basta con conocer el tipo de suelo

En Camponectado queremos ser un aporte real y concreto para nuestros clientes, orientándolos a tomar las mejores decisiones que favorezcan el crecimiento de sus cultivos.

Cada tipo de suelo presenta características diferentes y, por tanto, no todos son idóneos para generar plantaciones agrícolas.

Para poder realizar un trabajo rentable en el tiempo, además de conocer el tipo de suelo en el que se trabajará, es importante controlar el crecimiento de los cultivos a través de estaciones de monitoreo.

Gracias a un arduo trabajo de investigación desarrollado por los profesionales de Camponectado, se descubrió cuáles son las principales necesidades de los agricultores en sus cultivos, las cuales se ven reflejadas en los sensores de medición.

Con las estaciones de monitoreo de Camponectado, es posible determinar variables y condiciones del suelo, como temperatura, conductividad, humedad y tensión. Quienes deseen profundizar y conocer más sobre este tema, pueden comunicarse a contacto@camponectado.com.